sábado, 30 de noviembre de 2013

Nunca acierto cuando elijo un número

Me intento culpar por no haber podido evitar el principio
Por haber dudado tanto, en si sería otra historia de mierda
Y por no haberme aventurado hasta estar segura.

Ese fue un gran error (según para quién)

Pero después...y queda muy mal que yo lo diga...
Lo enmendé con creces...
Creces que se vuelven en contra, cuando el otro, de repente, no tiene claro su objetivo después de tanto

Ese si es un gran error

Perdí el control justificado,
Y ahora, a mi imagen al borde del precipicio no la justifico ni yo.

4 comentarios:

Javier dijo...

Siempre me dejas alegre por volver a leerte y preocupado por lo que cuentas.

A ver cuando llega la primavera, cuando el Madrid gana la liga, sales con tus amigas a romper la noche, disfrutas de un buen gin tonic y recuperas tu optimismo.
Un abrazo fuerte para tu puente

María Bartolomé dijo...

El control justificado a veces es pose. Puede que perderlo fuera necesario... ¿no?

Ele dijo...

Javier, creo quelel Madrid lo tiene aún más negro que yo ;) gracias siempre!

Maria, error mío. "Perdí el control justificadamente" y aún duele pensar que sea necesario perder. Gracias por tu comentario ;)

Anónimo dijo...

Feliz navidad Elena
Disfruta de tu próximo año