viernes, 20 de julio de 2012

La que es puta es puta, pero la que no, es tonta.

Prometí ponerme guapa para decirte adiós. Lo conseguí.


Debí recordarte lo gilipollas, inmaduro y niñato que has sido. Me quedé a medias.


Aseguré que al final de todo, te miraría y te daría ese beso que nunca te han dado y que nunca más probarías de mí. Ni me acordé.



3 comentarios:

Javier dijo...

No es mala formar de cortar, un castigo parecido a un regalo. Ha subido el calor de esta tarde asfixiante en Valladolid.

Lilith dijo...

Bien por ese final y rebién por ese título, que me ha encantado :D

Lucia.C dijo...

jajja! ni me acordé de besarte porque estaba muy ocupada siendo una puta contigo

Me ha gustado