domingo, 17 de octubre de 2010

Receta para el amanecer del sábado

Una noche larga con alguna sorpresa.
Hora y media enfriando las calles de Valladolid.
Un taxi, pero éste no, esperamos al siguiente, ese que nunca llega.
Un trozito de una enorme cama, sábanas blancas
Unas gotas de tu colonia en mi piel.
Una mano recorriendo mi espalda de arriba a bajo.
Muchos abrazos, besos infinitos.
La mejor estación: la de tu pecho.
Muchas Risas y mentiras que cuentan demasiadas verdades.
Pocas horas de sueño, hoy no hace falta soñar.
Dos brazos enlazados a mi, a la hora de despertar.
Un café solo y dos croissant
Un Baño relajante para dos.

http://www.youtube.com/watch?v=hjZS_CDeeQw

5 comentarios:

Saraiba dijo...

Magnífica descripción de tu sabado noche! No hacen falta más palabras para hacerte entender.

Sobre la canción de Havalina, pues la verdad es que no la conocía. Hace unos años estuve en un concierto de ellos y su estilo era más rock en inglés. No había vuelto a escuchar nada de ellos y esta nueva faceta en español me gusta mucho.

Un besote

Sergi Puig dijo...

Y que el mundo siga girando. Perfecta descripción, siempre es agradable compartir momento y lugar con alguien digno del mismo café.

MiRutinaPreferida dijo...

Pocas horas de sueño, hoy no hace falta soñar.

Preciosa entrada, pero este verso me ha enamorao ;)

J.A.Romairone dijo...

.....te pido prestada esta frase: Muchos abrazos, besos infinitos.

MaríaGDLezana dijo...

Estoy enamorada de tu blog
Dios mio, gracias por estar
adoro tu forma dulce pero serena de escribir.